AHORA YA NO TENGO MIEDO

AHORA YA NO TENGO MIEDO

 

¿QUÉ ES EL MIEDO?

El miedo es una sensación de angustia provocada por la presencia de un peligro real o imaginario. Se manifiesta también a través de un sentimiento de desconfianza que nos empuja a pensar que nuestros objetivos no se cumplirán o que, aunque se cumplan, existirá una consecuencia final desagradable.

¿A QUE OBEDECE?

Es una emoción creada por nuestra propia mente y es la respuesta de ésta ante cualquier circunstancia que pueda tener, o pensamos que pueda tener, una consecuencia negativa para nosotros.

El miedo puede ser adquirido a través de nuestra educación y de las creencias que nos ha infundido nuestra sociedad o puede ser genético siendo este último un mecanismo de defensa ancestral para nuestra propia supervivencia. Ambos son diferentes y, aunque a menudo los confundimos en nuestra mente, es necesario conocer la diferencia ya que, del conocimiento de esta diferencia, nace la solución para superarlo.

La función del miedo es la de preparar nuestro cuerpo y nuestro cerebro para superar determinados obstáculos que nuestra mente entiende que es necesario afrontar para nuestra supervivencia. La verdadera diferencia entre el miedo genético y el miedo adquirido está en ese matiz de supervivencia ya que no es lo mismo sentir miedo porque nuestra vida esté en peligro que sentir miedo porque no voy a conseguir un determinado objetivo.

¿COMO NOS AFECTA?

Ante una situación de miedo sólo caben tres reacciones: atacar, huir e intentar escapar o quedarse paralizado. Nuestra mente elegirá una de estas tres opciones de forma automática dependiendo del patrón de respuesta que tengamos asignado. El miedo en si no es malo, lo malo es el patrón de respuesta que, por distintos motivos le hemos asignado.

Seguro que todos conocemos esa sensación tremenda de angustia, ansiedad e intranquilidad que, además, habitualmente somatizamos y se refleja en dolor de estómago y otros síntomas.

El miedo suele ir asociado a una serie de sensaciones y emociones que se desatan después como la ira, la culpa, el desasosiego.

El miedo es la emoción más dañina y paralizante que existe porque nos impide pensar con claridad y limita nuestra capacidad para reaccionar ante los acontecimientos.

¿COMO AFRONTARLO?

La realidad es que no tenemos miedo al hecho que nos provoca miedo sino a las consecuencias del propio hecho o acontecimiento que lo provoca, es decir: no tenemos miedo a caernos sino a rompernos algo por la caída, no tenemos miedo a suspender un examen sino a las consecuencias del suspenso en nuestra vida, etc.

Entendido esto debemos separar el propio miedo de su consecuencia.  Visto así, de forma aislada de la consecuencia, el miedo no es malo ya que nos ayuda a reaccionar.

¿QUÉ ES SER VALIENTE?

Seguro que a todos hemos calificado a alguien de valiente. Es importante entender que la valentía está ligada a vencer al miedo y que alguien que no tiene necesidad de vencer al miedo no es valiente, es otra cosa.

La valentía no es la ausencia de miedo sino la fortaleza de seguir hacia delante a pesar del miedo.

Entendido esto, con total seguridad,  en algún momento de vuestra vida habéis sido capaces de vencer el miedo.

CONCLUSION

Es inevitable sentir miedo en determinadas ocasiones pero lo que si podemos controlar es como reaccionamos posteriormente. Si ya conozco que, en determinada circunstancia, el miedo es paralizante para mí, lo que no me puedo permitir es sentirme, además culpable de no haber sabido reaccionar. No hombre no, no seamos además masoquistas.

Si conseguimos controlar las emociones que empezamos a sentir asociadas con el miedo podremos controlar el miedo. Es así de simple. Necesitamos aprender a identificar nuestros miedos y sólo entonces podremos reaccionar a ellos. No se trata de negar el miedo sino de ser capaz de identificarlo y de enfrentarse a él cara a cara, aceptarlo y mirarlo. La herramienta más fuerte del miedo reside en nuestro propio miedo a sentir miedo. Si entendemos esto seremos capaces de mirar al miedo y este desaparece automáticamente. ¿Por qué un niño tiene miedo al monstruo del armario o al que está bajo su cama? Simplemente porque no se atreve a mirar en el armario o bajo la cama, cuando se atreve a esto deja instantáneamente de sentir miedo.

 

 

“La valentía no es la ausencia de miedo sino la fortaleza de seguir hacia delante a pesar del miedo” (Paulo Coelho)

 

 

Artículo escrito por Miguel Ángel Contreras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s