SI CAMBIAS TU FORMA DE HACER LAS COSAS TODAS LAS COSAS CAMBIAN

SI CAMBIAS TU FORMA DE HACER LAS COSAS TODAS LAS COSAS CAMBIAN

Dicen que el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra pero esta frase, más allá del derrotismo, lleva implícita una gran realidad sobre el comportamiento humano: tendemos a hacer las cosas siempre del mismo modo, una y otra vez, y por lo tanto siempre obtenemos los mismos resultados.

Albert Einstein dijo “No pretendamos que las cosas cambien si hacemos siempre lo mismo” y también “Locura es hacer lo mismo una y otra vez esperando obtener resultados diferentes”.

Basta analizar cualquiera de nuestros comportamientos para darnos cuenta de que, en todos los ámbitos, hacemos las cosas siempre de la misma forma con la esperanza de obtener, en la próxima ocasión, un resultado diferente al obtenido anteriormente.

Por ejemplo, cuando discutimos con alguien, afrontamos un problema o nos sentimos agobiados por cualquier circunstancia no podemos evitar reaccionar del mismo modo que en ocasiones pasadas y esto nos lleva a que nuestra vida parezca moverse en un círculo en el que todo se repite. Esta sensación es absolutamente frustrante ya que parece que la culpa de nuestros problemas esté siempre en los demás cuando la realidad es que somos absolutamente responsables de nuestros propios conflictos ya que son generados por nosotros mismos sin tan siquiera saberlo.

¿POR QUÉ OCURRE ESTO?

Nuestro cerebro registra continuamente nuestro comportamiento y entiende que, si éste es repetitivo es porque es útil para nosotros lo cual, objetivamente hablado tiene todo el sentido.

Si el comportamiento es útil lo lógico, piensa nuestro cerebro, es que la próxima vez que se produzca una situación similar lo aplique de una forma más rápida, automática, sin necesidad de pensarlo. De este modo modifica nuestras conexiones neuronales para que la velocidad sea lo mayor posible y genera un patrón de comportamiento que aplicaremos de forma inconsciente ante situaciones similares.

Por este motivo, cuando en el futuro se produzca una situación similar aplicaremos ese patrón, sin tan siquiera ser conscientes de que lo hemos aplicado y obtendremos, por supuesto, el mismo resultado que en ocasiones anteriores.

A nuestro cerebro no le importa en absoluto si un patrón de comportamiento es útil y nos ayuda a resolver situaciones o nos causa conflictos, sólo le interesa el hecho de que es repetitivo y entiende que, si es repetitivo es porque lo necesitamos y lo grabará en nuestra mente subconsciente como un tesoro.

Todos disponemos de cientos, miles de patrones de comportamiento que empleamos de forma inconsciente y llega un momento en que, por nuestro estilo de vida acelerado, repetitivo y monótono, estos patrones se hacen cargo de nuestra mente y empezamos a vivir de una manera totalmente inconsciente. Es como si tuviéramos activado una especie de piloto automático que no nos permite analizar la forma en la que nos comportamos sino que simplemente nos dejamos llevar y actuamos sin ser conscientes de lo que hacemos.

En este contexto no podemos impedir reaccionar siempre del mismo modo ante situaciones similares y, por lo tanto obtener los mismos resultados.

Observamos, por lo tanto que existe una disociación entre lo que necesitamos, lo que haría que las cosas cambiaran, y lo que nuestro cerebro entiende que es bueno.

¿QUÉ NOS PROVOCA?

Vivir con el piloto automático nos impide analizar la realidad de una forma adecuada y tomar decisiones inteligentes ya que aplicaremos la solución que tenemos programada.

Pero es que, además, el piloto automático, nos induce a creer que nuestras acciones son las mejores y a albergar la esperanza de que los resultados serán por lo tanto los mejores.

Nuestra propia mente nos engaña, porque entiende que si un patrón está grabado en el subconsciente es porque es bueno para nosotros y nos hará creer que estamos actuando de la única forma posible.

Pero claro, la realidad es tozuda y ante acciones similares nos devuelve resultados similares y es aquí donde aparece el ruido mental para justificar a nuestros patrones de comportamiento y hacer patente esa diferencia, que comentamos en artículos anteriores, entre la propia realidad y la realidad que nuestra mente nos intenta hacer ver que ha ocurrido.

En esta tesitura nuestra mente justificará nuestro comportamiento haciendo culpables a los demás de nuestros malos resultados y, en cualquier caso, no podrá evitar que sintamos ansiedad, frustración o cualquier otra emoción negativa porque la realidad se impone.

¿CÓMO AFRONTARLO?

Los patrones de comportamiento se graban en nuestra mente subconsciente y cuando vivimos con el piloto automático activado resulta muy complicado para nosotros entender cuál es el motivo que nos lleva a obtener resultados no deseados.

El primer paso, como siempre, consiste en ser conscientes de todo lo que acabamos de exponer y, a partir de ahí, todo pasa por el auto conocimiento personal. Debemos realizar un profundo análisis interior que nos permita entender y racionalizar por qué nos comportamos de la manera en la que lo hacemos y qué obtenemos con ello.

Es tan simple y tan complejo como intentar romper los patrones de comportamiento que producen resultados negativos y de este modo probar qué ocurre si reaccionamos de un modo diferente.

Es un proceso sencillo pero si no se dispone de los conocimientos adecuados resultará infructuoso ya que requiere de un gran conocimiento de la mente.

Resulta muy útil la ayuda a través de un curso de auto conocimiento personal reconocido que nos enseñará, en muy poco tiempo, a entender y analizar nuestra forma de vivir y de sentir y provocará un cambio total en nuestra forma de afrontar la vida que nos llevará, inevitablemente, a obtener mejores resultados en todos los ámbitos y, por lo tanto a vivir con plenitud.

 

 

Artículo escrito por Miguel Angel Contreras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s